Servicios para Alumnos y Docentes
 

CENTROS DE ESTUDIO

Centro sobre Envejecimiento Activo y Dependencia (CEADE)


Dirección

Prof. Silvia Gascón.


Desde fines del siglo XIX y durante todo el siglo XX, el envejecimiento de las poblaciones occidentales originó notables cambios en las biografías personales, en las familias, y en el diseño de los Estados. El envejecimiento de las poblaciones, fue el resultado de la transición demográfica que acompañó al crecimiento económico de estas sociedades. Es difícil discernir los cambios económicos y sociales que fueron consecuencia exclusiva del proceso demográfico de los que son el resultado de la urbanización y la modernización en las que éste estuvo inscripto. Sin perjuicio de ello, la creación de instituciones de protección social a la vejez es una consecuencia económica del envejecimiento poblacional, así como también lo son el agregado de una o dos etapas en las biografías personales, la reducción del tamaño de las familias y la feminización de las poblaciones (Redondo, 1994).


Hacia fines del siglo XX y en las primeras décadas del siglo XXI emerge otro proceso asociado a la edad que transforma a las sociedades contemporáneas. Se trata de la denominada revolución de la longevidad que es el resultado de la transformación en los patrones de salud-enfermedad de las poblaciones desde la preeminencia de la mortalidad causada por enfermedades infecto-contagiosas hacia la prevalencia de enfermedades crónicas, no transmisibles. En el nuevo escenario epidemiológico, la disminución de la mortalidad alcanzó a las edades mayores con la consecuente concentración de los fallecimientos en las edades extremas.


Hasta el momento, el aumento de la longevidad incrementa el aumento de la prevalencia de discapacidades, debido a que las personas de edad avanzada pueden padecer co-morbilidades crónicas que ocasionen dificultades físicas o cognitivas para el desempeño de las actividades de la vida diaria durante períodos de larga duración. Por este motivo, el tradicional apoyo familiar a enfermos y discapacitados, casi exclusivamente a cargo de las mujeres, resulta insuficiente para prodigar cuidados complejos por largos períodos (WHO, 2011; PAHO, 2012; OCDE, 2005).


Las Naciones Unidas se hicieron eco de la magnitud y trascendencia de los cambios asociados a la edad de las poblaciones. En el año 1982 se reunió en Viena la primera Asamblea Mundial sobre Envejecimiento. Veinte años después, en el año 2002, se llevó a cabo en Madrid la segunda Asamblea Mundial sobre Envejecimiento. Los dos documentos oficiales elaborados por la segunda Asamblea, la Declaración Política y el Plan de Acción sobre Envejecimiento, Madrid 2002, detallan los retos que implican para las naciones de todo el mundo el aumento del envejecimiento y de la longevidad de las poblaciones. Asimismo subrayan que ambos procesos son el resultado del éxito obtenido en la mejora de las condiciones de vida de amplios sectores de las poblaciones en el mundo entero.


En América latina y el Caribe se dio seguimiento a la Segunda Asamblea Mundial sobre Envejecimiento a partir del año 2003. La primera reunión regional fue organizada por el Gobierno de Chile con el apoyo de la CEPAL y de los organismos del Grupo Interinstitucional sobre envejecimiento, realizada en Santiago, Chile, en noviembre de 2003. La Segunda Conferencia Regional Intergubernamental sobre Envejecimiento en América Latina y el Caribe; hacia una sociedad para todas las edades y de protección social basada en derechos, se realizó en Brasilia, Brasil en diciembre de 2007.


Reafirmando este planteamiento, se han realizado tres reuniones de seguimiento a la Declaración de Brasilia, en Río de Janeiro, Brasil, en septiembre de 2008, Buenos Aires, Argentina, en Abril de 2009 y Santiago de Chile, en octubre de 2009, en ellas las voluntades de los países concurrentes ha sido la de reafirmar la aprobación de una Convención Internacional de Derechos de las Personas Mayores y la designación de un relator espacial.


El 15 de junio de 2015 la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó la Convención sobre la protección de los derechos de las personas mayores que fue suscripta por Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica y Uruguay. La Convención establece un estándar americano en la materia y un precedente a nivel mundial tras un tiempo récord de trabajo de tres años.


El Centro de Estudios sobre el Envejecimiento, de la Universidad ISALUD, permite generar, profundizar y transferir conocimientos para comprender más y mejor el proceso de envejecimiento individual y demográfico. Asimismo, llevar a cabo estudios sobre la situación de las personas mayores en Argentina con perspectiva internacional, sus determinantes sociales, así como los programas, servicios y políticas orientados a dar respuestas a las nuevas necesidades y oportunidades que el envejecimiento plantea.


A través de las áreas de docencia, investigación, asistencia técnica y extensión se propone contribuir a generar conocimiento empírico y de buenas prácticas en el ámbito de la Geriatría y la Gerontología.


La producción del Centro procurará servir de plataforma y de ayuda al sector propiciando el intercambio de ideas y experiencias de diferentes agentes implicados en esta temática



Misión

Desarrollo y consolidación de un centro académico interdisciplinar, abierto y plural, de producción de conocimiento, difusión, docencia y extensión que sea referente en los debates nacionales e internacionales sobre los temas de envejecimiento y longevidad.


Objetivos

  • Producir conocimientos, instrumentos de valoración y herramientas de gestión vinculados a las necesidades de las personas mayores y a los servicios socio-sanitarios dirigidos a satisfacerlas.

  • Promover la investigación empírica en temas de envejecimiento, longevidad, salud y servicios sociales.

  • Validar en nuestro país y en otros países latinoamericanos instrumentos de valoración confiables de uso internacional para su aplicación en el diseño y gestión de servicios sociales y de salud para las personas mayores, así como para asegurar entornos más amigables.

  • Desarrollar acciones y programas de formación académica, formación profesional y capacitación permanente de grado, pregrado, posgrado universitaria, enseñanza técnica, y actividades de extensión comunitaria.

  • Desarrollar actividades de extensión, difusión e intercambio de conocimientos vinculados con el envejecimiento y la longevidad, en el país y en ámbitos internacionales.

  • Proporcionar insumos para la formulación de programas, servicios y políticas basados en evidencia empírica orientados a aspectos sociales y de salud de las personas mayores.

  • Diseñar e implementar modalidades de gestión innovadoras en materia de servicios sociales y sanitarios para las personas mayores.


El Centro de Estudios y Acción del Envejecimiento y la Longevidad es un espacio abierto y plural donde se originen y confronten ideas, estudios, informaciones, opiniones y datos en el campo de la geriatría y gerontología y las políticas públicas.


ÁREAS DE DESARROLLO

Siguiendo los lineamientos de las Naciones Unidas, el centro enfoca tres áreas nucleares de investigación e intervención:


  • Envejecimiento Activo,

  • Ciudades Amigas con la Edad, y

  • Servicios de larga duración para la dependencia


 
  • Actualizaciones de datos ex alumnos
  • Bilbioteca ISALUD
  • MÓDULO INTERNACIONAL